De marca blanca a Marca Personal

Lo había leído en su blog , lo seguía en Twitter, había oído hablar de él, sabía que era un referente dentro del Personal Branding. Su libro, Expertología, andaba en la boca de todos. Pero verlo en acción no tiene precio.

Andrés explica su vida personal. No maquilla con palabras que le despidieron de varias empresas. Incluso enseña con orgullo certificado del Inem. Es una hombre sencillo que habla con palabras llanas y cercanas. Invita a su audiencia a participar y en todas sus frases hay un mensaje, una clave que el averiguó a base de palos y ahora comparte con sus lectores.

A continuación, os invito a reflexionar sobre las ideas claves de la conferencia de Andrés Pérez Ortega (@Marcapersonal) que impartió el viernes 25 de Marzo en el Saló Futura, Fira de Barcelona.

  • Los profesionales somos: Buenos, Baratos, Sustituibles y Homogéneos
  • Pasar de empleados > a profesionales que venden servicios.
  • Carrera profesional es una leyenda urbana; igual que los contratos indefinidos; trabajando para cuenta ajena nunca sabes lo que puede pasar.
  • Nacemos solos, desnudos y ensangrentados y a partir de allí vamos a peor.
  • Puedes:
    • 1. No hacer nada
    • 2. Jugarte tu nómina a un solo jugador (empresa)
    • 3. Trabajar en una empresa pero con algunas alternativas por si acaso.
  • De ser invisibles > a ser imprescindibles; de marca blanca > a marca personal
  • Requisitos imprescindibles Marca Personal:
    • Producto (Eres bueno)
    • x Marca (Tienes credibilidad)
    • x Marketing (Eres visible)
  • ¿Cómo se sabe que un político miente? Porque mueve los labios.
  • Define tu objetivo: Dónde quieres estar dentro de 5 años.
  • Porque razón quieres llegar. Importante una motivación fuerte detrás.
  • Salir del miedo. Olvidarse del que dirán.
  • Valores definidos: Tu arma para dar coherencia y fiabilidad a tu ser.
  • Seamos claros: La gente quiere soluciones no herramientas > eso te dará valor añadido y diferencial.

  • Establecer un Plan de I + D profesional: incorporar un nuevo producto a tus servicios a través de leer libros, estudios, aprender idiomas, adquirir conocimientos informáticos, etc..
  • Llevar a la práctica la prueba del algodón: ¿Con qué tres adjetivos me calificarías? – Preguntar a todo tu círculo de familiares y amistades.
  • Si vendes una habilidad, cumple esa expectativa.
  • No hay atributos buenos ni malos; depende de la situación.
  • No importa quien realmente seas, la gente solo tiene percepciones de ti. Así que aprovéchalo.
  • Define en pocas palabras tu profesión, véndete y cuando tengas la oportunidad, lánzate.
  • Herramientas a tu alcance: Blog (con un dominio con tu nombre),  RRSS utilizadas profesionalmente, vídeos caseros, fotos de tus actos, Powerpoint creados por ti en Slideshare, etc..
  • Conclusiones:
    • Utiliza la “Táctica del italiano”: Insiste hasta aborrecer
    • Mi favorita: Si no arriesgas, no ganas. Pierde el miedo y prueba. ¿Qué puedes perder?

Aquí he resumido las ideas principales, pero en su libro Expertología (yo ya lo tengo) podrás encontrar 326 páginas llenas de sabios consejos. Tal y como dice Andrés: “Si eres uno más, serás uno menos”.

Reflexión. No hay soluciones mágicas en este mundo. Todo tiene su esfuerzo y horas de trabajo. Antes de ser un referente debes pasar por todo un proceso, un trabajo que algunas veces dejamos a medias por falta de entusiasmo o, porque no, de tiempo. Yo estoy convencida. Buscaré entre mis horas de sueño o de ocio, unos minutos para dedicarme a lo más importante de esta vida, a mi. XD

¡Feliz Domingo!

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *