El marketing en California: Yo tengo, yo vendo

Emprender una aventura siempre tiene sus riesgos; nunca sabes lo que te vas a encontrar. Cuando te sumerges en otra cultura algunas cosas pueden llegar a impactarte pero donde reside la diferencia es donde encuentras las lecciones más valiosas.

Durante mis dos semanas en California he podido conocer más a fondo Los Ángeles, Las Vegas y San Francisco pero también me he dado cuenta que a nivel de marketing nos llevan ventaja.

Desde mi punto de vista, su posicionamiento es claro; todo para y por el cliente. Un “customer care” dirigido a complacer al consumidor final. Te hacen sentir único y especial, y la atención por el detalle es increible. Abiertos 24h y los 7 días de la semana (aunque cierran antes) tanto si estás en una tienda, restaurante o hotel, su máxima es: Dime que necesitas y haré todo lo que pueda por ayudarte.

Otro aspecto es que son 100% proactivos. Constantemente se acercan a ti y preguntan: “It’s everything ok?”. A diferencia de nosotros, que sólo reaccionamos cuando nos preguntan o surge alguna crítica, ellos se adelantan gestionando cualquier crisis de forma proactiva y no reactiva. Un claro ejemplo es lo que me pasó hace unos días; iba de paseo con un amigo dirección Dolores Park y una chica que iba haciendo running con su perro, se paró y nos preguntó si necesitábamos ayuda para ubicarnos. Eso, y creo que muchos coincidirán conmigo, no pasa en España. Aquí todos son muy majos :)

Por otro lado, si quieres tener el mayor número de clientes, es mucho mejor abarcar el máximo número de públicos. Y por eso, en casi cualquier lugar o actividad que he realizado, puedes ver a un grupo muy heterogéneo y a la vez segmentado, ya que adaptan los espacios según tu grupo de edad. En Las Vegas, un destino más bien de excesos y fiesta contínua, no dejaba de sorprendernos la cantidad de familias con niños pequeños y ancianos que habían en todo los lados.

Asimismo, no sólo saben llamar la atención y venderse, sino que además aprovechan todos los recursos a su disposición. Son muy espabilados y donde ven una oportunidad de negocio, sacan el mayor provecho.Dejarme que me explique mejor, son como estos grupos de jóvenes que puedes encontrarte en España para captar socios para Médicos sin fronteras pero multiplicado por 10. No le tienen miedo a la palabra NO. Y si, no te interesa, te desean un buen dia con una sonrisa.

Para acabar, por supuesto que tienen otras cosas a mejorar; a veces sus estrategias de marketing te crean unas grandes expectativas a cambio de un producto mediocre. No es que te mientan, es que no te dicen toda la verdad. Y mientras el consumidor se frustra, el empresario se lleva un gran beneficio….y este último punto está basado en una experiencia personal que explicare de aqui unos dias cuando acabe mi aventura en Estados Unidos.

See you later!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>