No solo hay que ser Community Manager sino parecerlo

 

Desde que las redes sociales han tenido un boom, muchas personas han decidido dedicarse a ser Community Manager. Profesión que cuando la mencionas a tus amigos  siempre va acompañada de una pequeña explicación porque,  aunque sea difícil de creer, en el mundo real no se conoce.

El problema es que no solo hay que ser community manager sino parecerlo. Y aquí es dónde empieza mi crítica constructiva.

¿Eres community manager? Pues demuéstralo.

 

Tener un perfil de twitter completo.

Es imprescindible foto, biografía y un enlace web. Preferiblemente el blog y aunque también puedes enlazar a linkedin (sobretodo si buscas trabajo) o a tu facebook. Aprovecha el poco espacio que tiene Twitter para darte a conocer.

Dicen que la cantidad no importa.

Tener contactos de calidad en las diferentes redes sociales es importante pero aportas poca credibilidad si te posicionas como un community manager y apenas tienes seguidores o te relacionas poco con los demás usuarios.

Grupos de interés en Linkedin

Si te haces llamar community manager siempre te beneficiará estar en diversos grupos dónde el 2.0 este presente. Eso te dará a conocer, y si además eres activo, puedes dar una pequeña muestra de tus habilidades; como escribes, como te relaciones cono los demás miembros, como aportar nuevas ideas, etc..

– Redes sociales en tu Linkedin

¿Tienes un blog? ¿Un power point en Slideshare? ¿Eres asiduo a twitter? No lo dudes, en las aplicaciones de Linkedin puedes añadir todas las plataformas y no solo dejarás constancia por escrito que eres community manager, sino que también podrás demostrarlo de manera práctica y sencilla.

Eres más falso que una recomendación de Linkedin.

Aunque esta idea circule por la red, tener diversas recomendaciones de diferentes trabajos siempre escritas por un superior, puede ayudarte a dar más credibilidad a tu experiencia, además de mostrar un poco la filosofía de trabajo que aportas tu a las diferentes organizaciones.

Las primeras impresiones son las que cuentan.

Si dudáis entre profesionalizar vuestro facebook aquí os entrego la clave:  A los profesionales se les busca por Linkedin y se les descarta por Facebook. Porque, lo reconozcamos o no, la imagen es lo que cuenta y si te quieres dedicar a ser community manager debes dedicar unas cuantas horas de tu tiempo a eliminar todo ese contenido que tu jefe nunca debería ver.

– Cuidado con lo que dices que luego todo se sabe

Si triunfan tanto los programas de cotilleos en España, es porque en este alegre país nos gusta hablar. Y aunque comentar sobre tiempo siempre es un recurso fácil, debes de ser cauto con la información que das en reuniones o en eventos de networking. Porque nunca sabes con quien estas hablando y con quien está relacionado esa persona . Ten cuidado en como te expresas, porque cualquier comentario, sea de la índole que sea, en un futuro te puede perjudicar. Por que al final, todo se sabe.

Compartir información relacionada con tu sector

Disponer de un google reader o un lector de RSS es imprescindible para, no solo estar informado de las novedades de tu sector, sino también encontrar contenido de valor y poder compartirlo en las redes sociales. Eres un community manager, no se te hará difícil acceder a fuentes de información que hablen de social media, porque hay bastantes.

– Es de buen nacido, ser agradecido

A veces con la vorágine de las redes, nos olvidamos y no damos gracias a los detalles que tienen los demás usuarios con nosotros.  Agradece los comentarios, los RT’s, las respuestas, las menciones, etc… no te llevará tiempo y es de buen nacido, ser agradecido.

 

¿Qué pensáis vosotros? ¿Añadirías algún aspecto más?

 

7 Comments

  1. Oliver Serrano

    Buenas! Me ha parecido un buen resumen, solamente quiero matizar un aspecto. Cuando hablas de si la cantidad importa o no, creo que en muchas ocasiones caemos ante un sesgo cognitivo generalizado: si por ejemplo observamos el perfil de alguien y tiene pocos followers o contactos, tendemos a pensar que vale “menos”.

    Es algo que he observado en muchas conversaciones con compañeros del sector, y también suelen darse comentarios del tipo “Guau! es un crack!! ¿Has visto la cantidad de followers que tiene?” Con el tiempo he tenido la suerte de conocer a magníficos trabajadores y docentes de materias cercanas o relacionadas con los medios sociales, y al principio me llevaba una sorpresa porque veía que no tenían demasiada actividad en redes, hasta que me di cuenta de que…cada uno usa las redes a su antojo y con el objetivo que cree necesario.

    Con todo esto quiero decir que sí, que los números nos dicen algo, pero hay que mirar aspectos más cualitativos que cuantitativos, porque los números “engañan”.

    Un saludo 😀

  2. yleniapr

    Hola Oliver. Ante todo, muchísimas gracias por comentar el post.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Si por objetivo tienes ser el que tienes más amigos en el facebook, más seguidores en Twitter y más contactos en Linkedin, creo que esa persona ha perdido el norte. Pero yo más bien me refería de que no puedes decir que eres community manager y tener algunos perfiles de redes sociales abandonados que parecen casi fantasmas.

    Yo respaldo el que haya un poco de coherencia con lo que dices ser y con lo que haces. Perfil completo, fotografía, algo de movimiento y algunos contactos.

    Un saludo!

  3. frvillena

    Hola,

    ¡Muy buen resumen! No obstante he de coincidir con Oliver en cuanto a que cantidad no es calidad. Personalmente (y es una manía un poco “tonta”) suelo mirar raro a aquellos perfiles que siguen a más de 1.000 personas, por no hablar de los que siguen a 10.000 que normalmente no me interesan.

    Twitter pienso que, como también sucede en otros ámbitos, tenemos una capacidad limitada de atención, en cuanto sigues a muchísima gente lo único que me transmites es desconfianza, que buscas exclusivamente tener más y más relevancia a cualquier precio… perdiendo la esencia de la herramienta.

    Hablas de followers más que de following, pero al revés sucede más o menos lo mismo, la persona que le sigue demasiada gente por un lado es una buena señal, genera contenido interesante, pero prefiero a 100 seguidores fieles y atentos a lo que tuiteo que 1.000 que no tengan nada que ver con el contenido… y desgraciadamente esto ocurre demasiado. Yo, por ejemplo, alucino con la calidad de muchos de mis followers, el 95% relacionados con mi “mercado”.

    Todo esto parece una crítica a tu artículo, pero nada más lejos de la realidad, me ha encantado y has sabido sintetizar lo que es el tener coherencia en todo tu branding personal y tu presencia en la red. Sólo que llevo una cruzada particular con el número de followers ;P

    Felicidades y un saludo!

  4. Manel Palencia-Lefler

    Ylenia, felicidades por tu post y tu capacidad de sintesis. Sólo es posible hacer esto cuando vives la práctica diaria como lo haces tu.
    De todas maneras, te dejo mi opinión al respecto. Creo que defines la CM como una profesión y debemos reconocer, si somos sinceros, que aún no lo es y no sabemos si llegará a serlo. Por ahora, es una muy respetable “ocupación”. Dejo un post que habla sobre ello http://bit.ly/n5H4k8
    No es un tema baladí. Si no pensamos en ello, en un par de años la ocupación de Community Manager se llamará de otra manera o habrá sido absorbida por otra ocupación con empuje. Las profesiones empiezan siendo ocupaciones.
    Un abrazo.

  5. Julio Pérez-Tomé Román

    Buenos días, Ylenia:

    Me ha gustado el post por lo claro y sintético. Late en su contenido la necesidad de tomarse un tiempo en, por lo menos, tres sentidos: 1) Dedicar tiempo a crear los perfiles; 2) Dedicar tiempo a dotar de contenidos (no entro al diálogo ya tratado por otros antes de la cantidad y la calidad) y 3) A tomarse un tiempo para que cada red, blog… tome cuerpo de forma natural, poco a poco, sin forzar de forma artificial la presencia en las redes.

    En síntesis: hay que dedicar tiempo y darle tiempo para que un CM sea y parezca lo que debe ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>